Historia

En 1973, cuando se fundó la Universidad Nacional, se creó una Escuela de Bellas Artes que al año siguiente dio paso a la constitución del CIDEA, Centro Artístico del cual forma parte la Escuela de Arte Escénico. Esta nace en 1974, con el fin de “desarrollar prácticas, conocimientos y experiencias formativas capaces de propiciar nuevos acercamientos y nuevos públicos para las Artes Escénicas, los cuales incidan en el desarrollo de la identidad cultural”, esto por medio de la formación de actores profesionales, creativos y críticos con la capacidad y habilidad de producir eventos teatrales de alta calidad los cuales incidan en la creación de la identidad cultural del país.

A lo largo de su existencia, la escuela de Arte Escénico ha tenido varios planes de estudio, los cuales han tendido a la formación de estudiantes con una mentalidad abierta a la investigación, la experimentación y la incorporación de tendencias contemporáneas de la práctica escénica.

Actualmente se motiva a los y las estudiantes a ampliar su campo de experimentación en las artes escénicas; a través del Programa ICAT se estimula el aprendizaje y la aplicación de los recursos y medios tecnológicos en el proceso de creación y producción.

La Escuela de Arte Escénico sustenta su desarrollo académico a partir de principios que han sido recogidos a través de su experiencia formativa, los cuales tiene como fin incidir de forma creativa, crítica e innovadora, mediante el desarrollo de experiencias formativas, que consoliden la vocación investigativa y de experimentación rigurosa, capaces de propiciar nuevos sectores y públicos para las artes escénicas.